miércoles, 18 de marzo de 2009

Rosas y Anas en mi camino,

Despierta mujer,
la niña jala tu falda,
Despierta con el atardecer,

hay flores abiertas.

Déjate ir en silencio.
No hay caída que no puedas soportar.


Toma impulso,salta, vuela con el viento,
Levanta tu espíritu.

Camino lento con ansias de amarte,
Tomar cristales e hilos de plata
Sembrarlos en la brisa llevándote conmigo.

Estoy leve,
tranquila melancolía acaricias mi piel.

Después de tu partida floté, soñé, te amé.

Tù perfume envuelve la noche,
Huellas caminan siguiendo tus pasos
Por la estancia amada por dos.

Ven dulce amor,


¿Que te sirvo para Beber?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal