lunes, 23 de marzo de 2009

Por favor, Rosas y Anas al frente, no hay telòn

Estoy aturdido,
violado,
aroma se vuelve sexo.

Decapito alma,
cubro espejos,

como reptil
arrastro mis sentidos
buscandote.

Tengo ojeras,
piel pàlida,
hambre ando
por no tenerte.

Muerdo tù espalda
en demencia,
me alimentas con fuego,
carbòn,
todo da vueltas.

Hablo con imaginarios entes.

Ojos con lengua,
dientes en dedos,
manos en estomago.

Ven dulce amor,
llevame,
donde las alondras cantan,
al callar los ruiseñores.

Caì,
no hay borde,
vertigo ausente.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal