domingo, 14 de junio de 2009

Domingo

Ven querida mia, contemos las nubes en movimiento, ven amor miremos como cambian de forma, de lugar, algùn nuevo color aparecerà, no te muevas mira, mira alla lejos.

Queridos lectores hoy no puedo seguir escribiendo, es Domingo habìa olvidado lo que es un Domingo; pesados, solitarios, silenciosos, ultimamente me pesa màs de lo cotidiano, me pesa el pensamiento, los dedos se traban en el teclado, mis ojos estan con niebla espesa, esa que no se quita aunque el sol alumbre en su maximo posicion en un mediodia tedioso,
no sè hacia donde mirar, hacia donde recoger una caricia que nadie quiera, la quiero yo, la quiero yo, sì en mi frente, en algùn ojo, la quiero, la quiero, en mis manos, en mis dedos, en mi alma que fallece.

Soy Samuel, solo Samuel, asì a secas con mis paredes cremas, blancas, con la pulcritud de un burguès, con los pecados de un mal viviente, pero soy Samuel a solas sin llamar a nadie, pidiendo un auxilio leve en ecos de silencio, quiero un beso dulce de esos tiernos de nuestra niñez, oh pero cual dificil son encontrarlos,
cuan dificil fue dejarla, la mìa desapareciò prontito, llego la madurez con gigantescos sobresaltos, como màquina arrolladora, han pasado, años, màs años vendràn, trato de no olvidarme.

Hoy es Domingo, me bañarè, buscarè mi ropa en la lavanderìa del chino amigo, me pesa, me cabrean esos menesteres, pero tengo que ir, de alguna manera gozo hacerlo, el saludo, la sonrisa de ellos, lo pesado de la carga, irè si alegre, tratarè de sonreir, pero coño me duele todo, bueno irè a trabajar, pasarè la tarde allà, al final del dìa, volverè a casa, si volverè como siempre, todo estarà igual.


Donde estàs serpentina alegre,
a quien alegras mientras duerme mi alma,
que sueños sueños son sueños
que alegra tu sonrisa.

1 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

disfruto este tipo de escrito porque me permite imaginar como es su diario vivir,,,

15 de junio de 2009, 20:37  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal