lunes, 29 de junio de 2009

No tìtulado



El viento sigue soplando, las tiernas gaviotas aprenden a volar, la mente se cansa, el corazón se cansa, los pies se cansan, me canso.

Los abrazos están escasos, limite de abrazar, los besos salen de mi boca, no hacia donde llegan,
hacia donde caen, hacia donde nada.

Estoy nervioso, no llego a nada, abracé, no que abrace.

Besé, besé, me asusta recordar la manera que besé, despacio mi voz esta quieta, no estoy triste esta noche, pensativo como un mar que se mueve, se va,regresa moviéndose,
esta noche no hay campo para la tristeza, hay campo para discernir sin jugar al loco pensante.

Creo que si hay tristeza, porque no te tienes, porque no te tengo, porque me tengo en absoluta libertad de que me tengan.

Esta es una carta, lógicamente es una carta, no tiene destino, tiene remitente.

Hoy cantaré.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal