miércoles, 9 de septiembre de 2009

Hilo de Pètalo

Por favor mujer ahora no digas nada, puedo leer el silencio de lo que escucho,
dejarè los vientos llevarse tu recuerdo, dejarè los mares que naveguen en soledad,
dejarè a los rios que canten nuestra canciòn cuando baje la madrugada por la piel que amè
en visiones como recordatorios de rezos mortuorios.

Ahora estoy mirando la Via España, el Cerro Ancòn, flamea mi bandera, tengo recursos de amar a mi patria ser eclectico en algun abstracto amor, puedo decirte que creo amarte, tambien que puedo creer conocerte, no lo sè, pero soy sincero en esta mi confesiòn nocturna donde nada cuenta y todo vale.

Quiero lograr mirar tus ojos, que sientas casi amarme, casi necesitarme, puede ser demencia
desear que me ames, pero, estoy vivo y quizàs te amo, no lo sè, no lo sè.

Ven querida mìa quiero ponerte rostro, deletrear tus labios, palpar la suavidad de alguna cicatriz.

Aquì tengo nardos para tì, despues de los girasoles son mi prefirida flor, ponlos en agua
espera el atardecer es cuando el aroma inunda la estancia.

Ahora quizàs te ame, no lo sè, no lo sè.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal