viernes, 11 de septiembre de 2009

Mi-alma

La noche se marcha al compás
de caminares cansados,

párpados luchan por no cerrarse,

recuerdos de frases,
negación de lo que palpita
muestra su cara
no hay maquillaje
en sombras de papel,

no tengo la piel marcada
por la tuya
desconosco tus labios
más los imagino
como el mundo que existe,

las palabras sonoras se silencian
al llamarme por mi nombre
cuando estás en la soledad de tu alma
en soledad de calles transitadas,

estamos sin los dos
al correr sin praderas verdes,
sin gemidos de madrugada,

iré a dormir
entre mis sabanas rotas
y un recuerdo abstracto
de sueños inconclusos

Sabes que escribo para ti.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal