lunes, 12 de octubre de 2009

Sin ti

No puedo decir nada,
merezco la muerte feroz
entre fauces de rosas malas,

no puedo gemir dolor,
ni acampar en tierra fertil
soy hijo de la nada
donde nada tengo,
donde todo espero,
y muero como cabrón merecido,

esta vez, no puedo amar,
quiero morir podrido
con las aguas negras pestilentes.

Mis rodillas fallan
tiemblan manos,
mi lengua olvida hablar
de un amor lejano,
la vida se me escapa,
se me escapa, más se escapa,
y yo, yo, hago malabares en silencio.

El gato loco moriré en el intento.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal