sábado, 14 de agosto de 2010

Clamor en nostalgia espera vestida de rojo

Estas palabras quemadas, las quema mi alma,
dos, varias ellas, más algunas más,
no son tantas las pocas que hierven cuando mis dedos empuñan herramienta escribiente,


estás donde estas descansan en abrigo helado cuando dejas mi lecho en plan de vuelo
velocidad crucero sin olvidos labiales,sintonía sensual,

ven otra vez, ven donde las plumas pesan con tu presencia hecha ángel mujer
hecha beso en besos de labios más los labios piden labios,

sí que sí, lo sé, no cruzaré mis piernas ni miraré el sol para esperarte
de manera melancólica, porque en ausencia permaneces, y en ausencia también tengo de ti,

prepara humedad para ser bebida, prepara piel para ser besada,
pero, prepara mi alma para ver a través de montañas verdes con trinos que amanecen
con el arroyo en espera de hacernos flotar en orillas sin luz pero con la transparencia
de nuestro amor que hace mover el mar una vez, y otras además de esas más.

1 comentarios:

Blogger Marina Centeno ha dicho...

Yo creo -Príncipe- que el rojo se te parece en la intensidad, en la sustancia y en la consistencia.

Sí, porque el rojo te llega puro y atrevido, como el fuego, como la flama, como el rayo, como la fogata... como la rosa...como la rosa...

Saluditos.

14 de agosto de 2010, 22:05  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal