martes, 13 de marzo de 2012

Llegó el tiempo

Posiblemente cruzaría las piernas en posición relajada tomando un sorbo de aire entre horizontes cercanos ya no palpados, o tal vez recuerdo el olor a tierra mojada, lluvia a destiempo, me dan ganas de tantas ganas de esas ganas de que se quedan de tenerte,

de soplar una tecla de piano haciendo de ella una canción de un monologo entre dos, si lo sé son mis conversaciones inentendibles con verbos sin tiempo sin conjugar el amar, pero el ego se pierde entre mis dedos...

No sé ni sé, nada, no pregunto solo observo los vientos que atrapan todo hasta esa vida que no es mía.

¿ Dime ciego como miras por dentro?
¿ Dime mudo como cantas con el alma?

Porque tengo ojos y nada miro, porque tengo lengua y no puedo cantar,
diganme como logran ese milagro en ausencia y permanencia de sentidos.

Mis noches se hacen largas, entre el sí el no de mis sabanas frías.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal