sábado, 10 de marzo de 2012

Siniestra luz

Aquí estoy con el aliento partido, con la vida sonriente, aquí voy con la alegría de la vida, a veces el alma partida  por fuera sonríe.

 Hoy sigo sin inventar historias, las fabulas hace de su sonrisa algo más, ese algo más que esconde mi ser, busco, busco, sigo así, levanto alfombras, sacudo sabanas, sigo con la cortinas, con el tapete, y caramba de manera suave, nada hay, nada descubro, una vez más no se por donde buscar, he lavado mi alma con detergentes poderosos, la he puesto al sol a  la luna, sigo sin nada.

Quizás me ayudaría escuchar un fanfarron de esos de feria que esconden la botella dentro de sus bolsillos rotos, o a una prostituta de aquellas que lloran su desventura, si creo que será lo mejor, el cuello blanco, la capa negra  esconden el aire viciado de la pulcritud supuesta de vida intachablemente obtusa.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal