sábado, 15 de septiembre de 2012

La silla

De nuevo vuelvo,
nada nuevo es,
la misma silla,
la misma posición,
salta lágrima roja sin ser de sangre es aquella
la roja gota que derrama mi alma,
solo el dolor es real casi eterno en la carne,
el alma es alma, no hay forma si trazo,
mis dedos son mi pensamiento,
sin mis pensamientos no puedo ser mis dedos
aquellos que reflejan la magia de un corazón
y la historia de un latido complemente sin cuerda.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal