martes, 18 de marzo de 2008

Escrito 6

Amanecí levemente triste.

El paso del día
estremeció mi alma.
Por momentos,
me sentí perdido.
No pude hablarle a mi oído,
al estallar

llanto interno.

No sé recordar
No sé extrañar.

Hago un florero
de luces
idealizando
un amor.

Pero, no.

No el tuyo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal