jueves, 23 de octubre de 2008

Aquì

Rellina el cerrojo
la estepa abre su frio,
mis labios, labios,labios.

Miro el centro,
ojo tercer ojo,
tercero que mira
abres rodajas de pan
satisfaces hambre
del alma,
no hay sangre, en vino,
ni crucifjo que camine,
mis plegarias son para ti,
Luz verdadera,
manantiales eternos.

Aquì estoy
soy tu hijo partido
nada sobra.

Me abanico.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal