domingo, 19 de octubre de 2008

Seco

Plac, toc,
seco,
seco.

Horas sueltas.

Me baño.

Me seco.

Cepillo mis dientes, y muelas.

No me afeito en Domingo.

Jeans de ayer, polo negro.

Calzados de Aladino negros.

Tengo hambre.

Salgo de mi casa.



Caminan familias.

El perro pasea.

El vecino cocina.

Sonrien en el elevador.

Toc, plac.

Fantasmas.

Asì.

Arranco el coche.

Voy asì, andando.

Se asoma una vena.

Sonrio la miro.

No es hora mi amiga.

2 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

19 de octubre de 2008, 17:58  
Blogger Samantha ha dicho...

Desde la onomatopeya intrínseca hasta la vena henchida e impúdica, Poeta, los versos en sequía atestiguan tu camino. La descripción de los actos que se escucrren en horas de abandono libres y a la vez atadas a la monotonía de la vida.

Tus finales, Poeta, me invitan a proseguir. Dejas libre el nudo que me ata a tus versos, libre para continuar a la espera de lo que vendrá, de lo que ha de llegar mañana. Habil y suavemente aprisiona mi mano y en la expectativa intuyo tu llegada....

Conmovedor. Me gustó.

Enhorabuena.

22 de octubre de 2008, 16:26  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal