sábado, 9 de octubre de 2010

Labio en nacimiento

Ejercito mis dedos contra un Añadir imagenobtuso ejercito de letras.
Camino caminante sin camino: posta cadenciosa en vela,
hartancia de mí. Me hartó el sistema, harto quedé.
Ven noche en traje largo, no hay luna ni víspera alguna,
sólo miraremos donde hay vacíos tenues que sin daño tomen nuestras manos una vez más.

Querida, querida, querida, la mía, querida, cierra ojos, flotando cuando el cuerpo se pierda en la piel. Dame tus ojos en las miradas de sombras cuando presientas falsos augurios, en arcilla, doblada por un falso escultor.

Reiremos más. Cierra la puerta,
te cubro las piernas.

II
Duerme para morir,
despierta para morir.

Seguro, seguro.....

¿Qué más hay de seguro?

Cierre de ojos, salida del alma.

¿Algún libro dice presente con el conocimiento: pasaporte para la muerte conocida,
folleto de turismo para visitar paraísos de moda, calendario con ofertas para morir más barato?

¡Carajo, es que nadie sabe por donde se rompe la cuerda!

No hay juez disponible......hay libre albedrío.

Con permiso, disculpe, -hagan brillar sus amuletos - saquen de paseo a las estatuas.

No hay juez. Hay manchas que limpiar.

Buen día... mejor noche,
madrugada
esplendida.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal