martes, 20 de septiembre de 2011

Ojalà

A esta hora la noche de la hora,
soy altanero, pretencioso,

puedo decir que podrè elevarme aunque mis alas sean piedra,
y mis pies esten clavados en la tierra
a esta hora la hora de la noche,
podrè decir màs cosas, que màs serìa ,
seria condena,
condenar mi alma al amor después de una muerte en cadencia
cuando una vez màs muere el ruiseñor enramado madrugando
por un beso en tallo de sirena.

Asì leyeron los presentes escritos del famoso personaje que yacìa en la cama 45 en el hospital,
estaban presentes vecinos que esperaban una comitiva de amigos para identificarlo,
decìan pues que los esperados, eran poetas,magos,trapecistas, músicos y demàs hierbas aromáticas, que no se le conocìan empleo ni forma de sustento, en pocas palabras "vagos".

Pero, el pueblo estaba entusiasmadisimo por recibir tales visitantes, las señoras preparan dulces, comidas, algodonos de ferìa, algunas familias limpiaban las pobres habitaciones para hospedarlos ya que en el pueblo no existian hoteles, hostales ni albergues, se sentìa un ambiente de fiesta,
hasta decìan que iban a llegar gitanos para hacer actos de magia.

Veremos que pasa cuando los personajes arriben el pueblo, todo indica que seràn invitados, no visitantes que vienen de entrada por salida.

Les estaremos informando con boletines como el presente, no se pongan ansiosos, que para todos hay.


Comité de invitados; Hospital San Martan de los Ángeles Prietos.

2 comentarios:

Anonymous Nivia ha dicho...

Condenamos el alma al amor cuando de la cotidianidad surgen estrellas, cuando la emociòn no se cuelga del alma, sino de un amor que brilla, intenso, entre las tribulaciones y miseriasCondenamos el alma al amor cuando no se trata del golpe de emociòn sino de la suave cadencia, tras la sonrisa fàcil que esconde la tragedia y los monòlogos a destiempo...Condenamos el alma al amor cuando aprendemos a ser, a estar, a amar sin precondiciones ni historias...Condenamos el alma al amor cuando no andamos en pos de luz instantànea sino que nos trocamos en cazadores de estrellas, de soles, de mundos distintos, de universos mayores...

23 de septiembre de 2011, 16:01  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Necesitamos noticias del hospital San Martan de los Ángeles prietos

28 de septiembre de 2011, 8:26  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal