jueves, 12 de febrero de 2015

Rito de grandeza en muerte púrpura

Se movieron las costillas a la mar,
quedando palabras inmóviles dejando de ser herramientas de salvación,
sigue el camino atroz hacia salvación inexistente, no hay pergaminos para cruzar hacia lado oscuro ni hacia claridad
que relate al ritmo de arpa y flauta nacimiento antes y después de la vida nombre impuesto a la piel al respiro, cuando el cuerpo pierde batalla y gana la muerte de manera injusta sin manual para cruzar.

En el intermedio vamos gastando crédito para respirar,
crédito para mirar por dentro para después saltar al infinito.

Que bárbaros.

El peor soy al solo percibir la chispa para atolondrarme en el éter inferior.

Que mi alma sea condenada entre los grilletes de la esquina equivocada,
muerte al ego.

La contemplación del mundo es lo sabio, mirar cada planeta,
 y la tierra flotando en el infinito.

Hágase la luz y la oscuridad.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal