jueves, 26 de febrero de 2015

Privilegio......

No pudo ir tan lejos, la felicidad no era su prioridad,
no quiso soltar el dolor.

Se escucha una canción, más que canción era un lamento
aullaba en la noche, aullaba en el día,
había silencio en sus pensamientos la ruta estaba consumida,
más había vida en esa muerta lenta que era un prodigio.

Había un espejo incrustado en el árbol, en el árbol,
que no era árbol, era espejo disfrazado de árbol.

La armónica escuchaba el canto del viento, quiso imitarlo y se volvió llanto,
no habían girasoles en aquel florero blanco, aquel florero de tantas flores
que amanecían al canto de ningún canto.

Entra niño de la luz, entra,
es tu casa,
caíste del algún lado...no sabemos de donde pero entra,
apenas tienes edad para entender la sabiduría tuya,
eres tan joven en la vejez pero entra, mira el cielo hoy esta de colores,
agárrate fuerte de la ventana, acabas de llegar,
míralo bien, porque es la señal que te brinda la luz, no trates de volar con tus pensamientos, ni atravesar materia dura, perdiste todo aquello ahora tienes carne,
pero ven, tranquilo, tienes la señal bajada, ensimismada en tu alma,
ya iremos mirando quien eres, la razón del estar.

Mira ella es tu madre, aquel es tu padre, son tan jóvenes para ti, tu tan viejo para ellos,
guarda silencio, si aquellos tu hermanos, el perro tu mejor compañero lo sé, desapareció aquella tarde, jamás apareció, también sé que lo buscas por siempre, quizás fue la lección de la perdida en ti.

Eres un viajero que se perderá en su propio barrio.

Los ruidos que escuchas  cada noche son otros viajeros que no puedes ver,
no cualquiera logra hacerlo.

No por favor suelta el libro, la ruta no esta en ellos.

Ya es tarde mañana será futuro, caminarás hasta la próxima muerte,
no te asustes, la muerte es un engaño del que nadie sabe.

Ahora lo que miras es tu cama duérmete.







0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal